¡¡¡Un fin de semana para desconectar y disfrutar en la naturaleza de uno de los paisajes más bonitos de la comunidad Valenciana!!! ¡¡¡Nos hemos escapado a Chulilla en Valencia y nos ha encantado!!!

Ruta puentes colgantes chulilla

 

Chulilla

Chulilla está ubicado en el interior de la provincia de Valencia, a unos 250km de Alicante y tan solo a 60km de Valencia. Es un pueblo pequeño, de casas blancas, ubicado junto al río Turia y el impresionante cañón conocido como “Las Hoces del Turia”. Un lugar ideal para la escalada, el senderismo y para disfrutar de la naturaleza. Perfecto como escapada de fin de semana, puente o hasta para planear vacaciones. 

Chulilla con niños

Planeando el fin de semana

Lo primero que os vamos a recomendar es no reservar para ir en un puente nacional. Nosotros elegimos el puente del 12 de octubre y no fue tan buena idea por la cantidad de gente que había, al final te roba un poco de encanto al lugar. Parecía el Corte Inglés en rebajas de la naturaleza :). Así que mi primera recomendación es que vayáis un fin de semana cualquiera, o un puente sólo de Alicante. En 2 días y una noche os dará tiempo de hacer dos de las rutas más bonitas de la zona: la Ruta del Charco Azul y la Ruta de los Puentes Colgantes. 

Ruta del Charco Azul

Dificultad: Fácil                               Distancia: 2km                           Carritos: No   

Os recomendamos hacer esta ruta el primer día que lleguéis, que seguramente os podáis poner en marcha por la tarde. Es una ruta corta, fácil y muy bonita. Son tan solo 2 km (ida) de distancia que serán muy entretenidos para los peques, la mayor parte del tiempo junto al río, brindando muchas oportunidades para el juego.

Ruta Charco Azul chulilla

Para comenzar la ruta tenéis que dirigiros al pueblo, a la Plaza de La Baronía. Allí, encontramos los primeros carteles (algunos son grafitis pintados en la pared indicando con flechas el camino a seguir). El sendero es el SL-CV72. Al comenzar la ruta vais a ir bajando al fondo del cañón, alejándonos cada vez más del pueblo y adentrándonos en la naturaleza.

Chulilla Ruta Charco Azul

Llegaréis junto al río y aquí os recomiendo hacer la primera parada. Peña Judía, una explanada rodeada de árboles y el río con algún banco para descansar y donde está permitido el baño. Un lugar precioso que vale la pena disfrutar. 

Peña judia ruta charzo azul chulilla
Primera parada en Peña Judía

La ruta continúa atravesando plataformas sobre el río y pasando bajo rocas gigantes en algún tramo. Para los niñxs es una ruta muy entretenida, ya que hay tanto por ver e investigar que se lo pasarán genial, además que no tiene ninguna dificultad. 

Ruta charco azul chulilla con niñosChulilla con niños senderismo en valencia

La ruta finaliza en el conocido como Charco Azul por el impresionante color de sus aguas, que es aún más bonito cuando el sol lo ilumina. Aquí otra merecida parada para disfrutar del entorno natural y luego volver por el mismo camino al pueblo. Quizás a la vuelta, justo al final, sea la parte más dura ya que hay que subir lo poco que bajamos y los peques ya estarán un poco cansados. ÁNIMOS! A nosotros siempre nos funciona distraerlas jugando algún juego como “veo veo”.

Ruta charco azul, senderismo en valencia
El Charco Azul

Terminamos el día en un bar del pueblo, junto a un pequeño parque infantil. Las que estaban cansadas de subir las escaleras no pararon de jugar en los juegos del parque, mientras los adultos nos relajábamos con una merecida cervecita. También paramos en otro parque en las afueras del pueblo, este un poco más grande, pero sin bar 🙂

Chulilla con niños

Lo único que nos desilusionó de la ruta es el poco cuidado que tenemos los seres humanos con nuestros entornos naturales, ya que se podía ver bastante basura. Sobre todo toallitas y pañuelos, además de cacas de perro. Nosotros fuimos con nuestra perrita, pero como en la calle, aunque estemos en la naturaleza recogimos su caca, ya que es un sendero muy transitado. Creo que eso se podría mejorar. ¡Pero nos lo cargamos todo!

Ruta de los Puentes Colgantes

Dificultad: Baja                               Distancia: 2km/4km                     Carritos:no             

Para el segundo día elegimos hacer esta ruta, ya que es más larga. Aunque depende hasta donde la queráis hacer. Hay 3 opciones, aunque la última la descarto si vais con niños ya que son 12 km, esa sería la ruta circular. La segunda opción sería hacer la ruta hasta el embalse que son 4 km y la primera opción es solo hacer la ruta por los puentes colgantes que son solo 2 kilómetros. Nosotros hicimos la ruta hasta el embalse, y la verdad yendo con niños es bastante larga y la parte más chula es la de los puentes. Si queréis hacer más cosas por la zona, os recomiendo hacer la ruta hasta el segundo puente. 

Ruta de los Punetes Colgantes Chulilla
El segundo puente

La ruta comienza dejando el coche en el parking Ecopark, aunque podéis intentar dejar el coche 100 metros más abajo en un ensanchamiento de la carretera. Nosotros lo dejamos allí.  Cruzáis la carretera y veréis un pequeño sendero de tierra que os llevará hacia un mirador. Desde allí podréis ver la grandeza del cañón y el charco azul.

 

El camino continúa hacia la derecha bordeando el cañón. Es un sendero bien marcado y fácil. Quizás sea la parte más aburrida del camino. ¡Seguís bordeando el cañón unos metros más hasta que ya diviséis el primer puente! Para cruzarlo, hay que bajar unas pronunciadas escaleras, pero con barandilla, sin peligro para los peques, aunque en todo momento hay que mirarlos. El primer puente, que está a unos 15 metros de altura, tiene 21 metros de largo. ¡¡¡¡Se pasa sin miedo!!!! Luego hay que seguir bajando unas estrechísimas escaleras y llegaréis a la parte más profunda del cañón, junto al río.

Ruta de los puentes colgantes chulilla
Cruzando el primer puente

 

Poca distancia separa al primer puente del segundo y mientras el primero impresiona por su altura, el segundo está ubicado en un sitio precioso. ¡¡¡¡Bien vale una parada para poder disfrutarlo!!!! El segundo puente no impresiona tanto, son 5 metros de alto y 28 de largo. Aquí podéis decidir si daros la vuelta o seguir. Con peques pequeños, o si tenéis ganas de visitar otros lugares, os recomiendo dar la vuelta, y si no, podéis seguir hasta el embalse.

Ruta de los puentes colgantes Chulilla
Vistas desde el segundo puente

Nosotros seguimos. La ruta tiene zonas muy bonitas, como la plataforma que comunica con las grandes paredes para practicar escalada, o una zona junto al río llena de vegetación. Fuimos haciendo el camino tranquilamente parando en varios lugares, hasta que llegamos al embalse. Aquí también podéis dejar el coche, o si tenéis suerte, alguien os puede buscar y os evita volver caminando todo de vuelta 🙂 A nosotros nos tocó volver caminando 4 km más.

Chulilla con niños, rutas senderimos valenciaRuta puentes colgantes chulillaRuta puentes colgantes chulilla

La vuelta la hicimos más rápido y fue genial volver a cruzar por los puentes, aunque hacerse la foto en el puente solos fue misión imposible. Aquí se hizo más duro subir todas las escaleras que habíamos bajado. Pero lo peor fue el trayecto final, una vez habíamos pasado el segundo puente el sendero que bordea el cañón. Las niñas cansadas, nos tocó el solazo de las 4 de la tarde sin sombra y esa parte fue durilla. Ni el veo-veo nos funcionaba. Pequeñas paradas bajo alguna sombra de un árbol. Así que atentos con la hora también, evitad horas de sol fuertes, sobre todo este último tramo es duro.

Chulilla con niños
Último tramo, bordeando el cañón.

¿Qué más podéis ver?

A nosotros no nos dio tiempo, o más bien fuerzas :), pero podéis subir al castillo que tiene unas vistas impresionantes o visitar alguna de las cuevas o pinturas rupestres de la zona. ¡¡¡Hay mucho para ver y para hacer por la zona, así que también es un lugar genial para planear vacaciones!!! A nosotros nos quedó eso por ver y otra pequeña lista por los alrededores. Si vais a ir más de 2 días, escribirme que os puedo pasar más información. También os dejo aquí un enlace con más ideas. 

Nos daba tiempo de conocer algo más, pero estábamos cansados, así que decidimos volver a casa, disfrutando del paisaje desde dentro del coche. Volvimos por la carretera CV-395, que nos llevó a recorrer el impresionante Parque Natural Chera-Sot de Chera. Esta ruta enlaza con la A-3 en Requena, y es un poco más larga y lenta que la que baja a Valencia (CV-35) pasando por Llíria, pero sus cañones, con sus únicas formaciones geológicas, la verdad que impresiona. Es lindísima!!!

La carretera es muy estrecha y con muchas curvas, así que si os mareáis mucho, mejor volver por donde habéis venido 🙂

Alojamiento

Chulilla es muy visitado así que las opciones de alojamiento son muy variadas, desde casa rurales, campings y apartamentos. Eso sí, reservar con tiempo porque se suele llenar. Nosotros nos quedamos en los apartamentos rurales La Rueda. Nos gustó, ya que no está en medio del pueblo, si no en las afueras y es más tranquilo, pero también reservamos sobre la hora en un puente, así que seguro que hay opciones más interesantes.

Esto es todo, espero que os haya gustado el post, a nosotros nos gustó mucho nuestra escapada!!! En las historias destacadas de Instagram podéis ver más fotos y algunos vídeos!!!! 

Chulilla con los niños