Nos encanta este sitio para ir a comer con amigos, la comida es riquísima y para los niños es muy divertido, ya que tienen mucho espacio para jugar.

La Casa del Mundo es una casa rural con encanto, al estilo Pinterest, donde te puedes alojar en bonitas caravanas, pero también puedes acercarte a comer, o cenar, a su fantástico restaurante de comida internacional, en un lugar idílico en medio de las montañas.

Es genial para ir con niños, ellos lo pasaran en grande en un parque con juegos infantiles y mucho espacio para correr y jugar. Nos encanta por el lugar, por su comida, por su precio (menú degustación 15€) y por la calidad de su atención. Los dueños son encantadores!

Están ubicados en Tibi, en medio de un paraje natural. Para completar el plan, hay muchas rutas de senderismo por los alrededores o, justo antes de llegar al restaurante, se encuentra la hípica Maigmo, entonces un buen plan puede ser parar a conocer la hípica, o montar a caballo, y luego comer en la Casa del Mundo. Un plan para desconectar y volver a casa con la sensación de haber pasado un día de campo.