Gracias al blog, llevamos un tiempo descubriendo las diferentes cuevas de nuestra provincia. El fin de semana pasado nos acercamos a una de las cuevas que teníamos pendientes, La Cueva de las Calaveras.

Ubicadas en Marina Alta, en el termino de Benidoleig, una cueva increíble perfecta para visitar en familia. La cueva, que se formó hace 60 millones de años y con poco más de 300 metros, es muy interesante, llena de historias y de una belleza impresionante. No podíamos dejar de mirar hacia arriba viendo las increíbles formas de las piedras.

Ideal para ir con niños, no hay escaleras, y todo el camino tiene pasarelas así que se puede visitar con carritos sin problemas. Durante el trayecto podéis encontrar carteles explicativos que te cuentan cómo vivían antiguamente nuestros antepasados. Nada mas llegar, los peques ya alucinarán con las figuras de dinosaurios que hay en la entrada. A nuestras peques les encantó la visita.

El precio de la entrada es de 3,90€ por adulto, niños mayores de 4 años 2€. Os dejo más información en este link.

La visita no os llevará mucho tiempo y la cueva esta a 1 hora de Alicante, por eso para completar el plan otra gran propuesta es parar a visitar los campos de almendros del pueblo Alcalalí, durante el mes de febrero sobretodo. Os dejo un post de Descubriendo Alicante con más información de que hacer en  Alcalalí.

Otra idea que os recomiendo es visitar la Cueva del Rull, ubicada en el termino municipal de Vall del Ebo, cerca de la otra cueva. Es una cueva muy diferente a la Cueva de las Calaveras, pero igual de impresionante, repleta de estalactitas. Es preciosa. Eso sí no se puede ir con carritos y hay varias escaleras.

Descubrir las cuevas de la provincia es uno de los planes que más disfrutamos pequeños y mayores. Os animo a descubrirlas y pasar un gran día en familia!!!