El fin de semana pasado, seguimos descubriendo lugares muy bonitos de la provincia. Estuvimos en el Pantano de Amadorio en Villa Joyosa. Nos gustó mucho, para el plan que teníamos, andar, disfrutar del aire libre y conocer un lugar bonito!

Siguiendo las indicaciones de google maps llegamos al pantano sin problemas. Aparcamos justo cuando se corta la carretera de asfalto, ya había algunos coches cuando llegamos, y caminamos por la presa atravesando primero un túnel enorme. Al final de la presa, hay otro túnel y la carretera sigue y se puede dar una buena vuelta. Nosotros no anduvimos mucho porque decidimos  bajamos desde ahí al pantano. No hay ningún camino marcado, pero si hay pequeños caminitos por los cuales se puede bajar. Se nota que el pantano ha tenido mucha más agua, pero por suerte conserva bastante agua aún y esta chulo bajar con los peques. Luego volvimos a subir y nos sentamos almorzar con unas vistas increíbles y una paz muy necesaria para disfrutar de un buen domingo.

Volvimos otra vez al coche para seguir por el camino que no está asfaltado, y allí hay un parking para dejar el coche, y un merendero con juegos infantiles muy descuidado. Lo chulo es que desde aquí hay unas escaleras que bajan al pantano y un camino que lo bordea más civilizado para ir con peques! Tenerlo en cuenta si vais, quizás sea mejor que el camino que elegimos nosotros para bajar y pasar la mañana. Aunque a mi me gustó mucho nuestra ruta mas agreste. El plan se puede completar con una visita a Villa Joyoisa, podéis recorrer la vila o visitar el Museo del Chocolate, o Vilamuseu.
Como siempre os dejo la idea aquí, pero si queréis saber más de la ruta visitar estos enlaces de algunos de nuestros blogs favoritos: Más allá de la Ciudad y Con Niños en la Mochila. Yo igual os aconsejo ir un poco a la aventura, está chulo que no te lo cuenten todo y darse la oportunidad de descubrirlo!!