5 lugares para alejarse de la ciudad y conectar con la naturaleza en la Provincia de Alicante, 5 oasis de tranquilidad y lugares geniales para explorar con los peques.


Relleu

image

Este verano, buscando un buen lugar para ver la lluvia de estrellas, terminamos en una zona poco conocida por nosotros. La carretera que une Aigues con Relleu. Nos encantó, pero como ese día ya teníamos plan, decidimos volver otro día para conocer un poco más la zona. Y volvimos, fuimos directamente a Relleu, sin haber leído nada antes, pero con ganas de recorrer esa carretera. Es una gozada como en pocos kilómetros, estas rodeada de valles, sonidos de campo y cerquita de la majestuosidad del Puig Campana.

Finalmente llegamos a Relleu, recorrimos sus calles empedradas, nos contagiamos de su tranquilidad, y llegamos a un parque al final del pueblo. Desde ese parque sube una pequeña calle (Camí del Calvari )  que te lleva a una ermita en lo alto de una colina con unas vistas increíbles al pueblo. A la ermita podéis subir con carritos si vais con peques, ya que el camino es muy accesible. Y desde ahí, se puede acceder a las murallas del castillo y la vista es aún más bonita. Los carritos no estoy tan segura que puedan ir por ese camino. Pero vale la pena subir, y no hay que andar mucho. Nosotros lo recomendamos porque no está lejos de Alicante, (40km aprox), la ruta es muy bonita, y el pueblo nos encantó.  También vale la pena parar en Aigues, a nosotros nos quedó pendiente!


Barranc de la Encantada

image

A fines de marzo, en busca de almendros en flor, conocimos Planes y el Barranc de la Encanta. En principio íbamos hacer una ruta que había encontrado en el blog Apatita. Pero nos liamos un poco y aparcamos justo en la entrada del Barranc. Así que tenéis las dos opciones, o hacer la ruta de senderismo, (tenéis el enlace en Apatita) o ir a pasar el día allí. Nosotros nos llevamos un picnic y pasamos el día allí. Especial para darse un baño de agua muy fría, sobretodo ahora en verano, nosotros en marzo nos nos atrevimos. Pero pasamos un día estupendo, casi solos y las peques disfrutaron un montón con piedras, palos, puentes de troncos y el agua. Luego por la tarde pudimos conocer el pueblo de Planes y sus alrededores. Nos gustó mucho. En marzo es muy bonito ver la zona con los almendros y cerezos en flor.


Vall de Laguar

image

Con esta ruta hay que alejarse un poco más de la ciudad. Vall de Laguar y Vall de Ebo, un sitio para perderse un fin de semana. Aunque también se puede ir por el día. Disfrutar de la paz de sus pueblos, de la belleza de su entorno, ver las estrellas por las noches, visitar cuevas, pinturas rupestres, rutas de senderismo espectaculares. En fin, mucho por ver. Tenemos un pequeño post de una de las rutas que hicimos por allí! Lo podéis ver aquí.


Faro de Santa Pola

Otro oasis de tranquilidad en medio de la ciudad. Podéis aparcar en 2 sitios diferentes, justo en el mirador o antes. Nosotros aparcamos antes en la Av. D’Escandinàvia (en Gran Alacant). Empezamos la ruta caminando por un pequeño sendero en medio de la vegetación, entre plantas de romero y mariposas, con unas vistas preciosas al mediterráneo y el Faro. Al llegar cerca del Faro, ya no puedes andar más y tienes que bordear el Faro junto a la cerca por dentro y sales a una calle que os lleva al mirador (también podéis aparcar aquí directamente).

El Mirador es otra experiencia chulísima para los peques, y un sitio precioso que hay que conocer. Desde allí podrás ver la Isla de Tabarca y toda la costa Alicantina. Luego caminamos un poquito más por esa zona para seguir viendo las vistas, y nos sentamos en un banco a ver el atardecer. Al salir otra vez a la calle para retomar el camino al coche, descubrimos que desde ahí parten miles de senderos, y que hay mucho por ver por la zona. Lo que nos obligará a nosotros a volver otro día :). Nos parece una gran ruta para hacer en familia y descubrir un lugar muy bonito de nuestra ciudad.


Salinas de Torrevieja

image

El Parque Natural de las Lagunas de La Mata y Torrevieja es un espacio natural protegido. Su principal rasgo diferenciador son sus dos lagunas saladas, la Laguna de Torrevieja y la Laguna de La Mata. La primera es rosa y en ella se localiza la explotación salinera torrevejense. Mientras, la Laguna de La Mata, es de color verde y en ella encontramos el Centro de Interpretación de este parque natural.

Os recomendamos empezar por el parque que tiene la laguna verde, junto ella hay un paseo genial para hacer con los peques con observatorio de aves, mesas de pic nic, árboles para trepar y mucho espacio para correr y disfrutar. Hay dos parkings, os recomendamos aparcar en el que está junto al cementerio. Apenas comienza el camino ya encontraréis una zona de pic nic genial, una torre para ver aves que les encantará a los peques. Si tenéis binoculares no los podéis dejar en casa. Y luego podéis decidir si seguir camino o no. Nos encantó y no os imagináis lo que hemos caminado y disfrutado.
Y para terminar el día ir a visitar la laguna rosa, el paisaje aquí es impresionante. Sobretodo quedaros para ver el atardecer. La entrada a la laguna rosa esta prohibida, aunque no veréis ningún cartel que informe de esto  y veréis mucha gente paseando a sus anchas! Nosotros os recomendamos ir una vez y ser muy respetuosos con el lugar. Hay un pequeño sendero por el cual podéis pasear, ese sí esta indicado por el Parque Natural, pero la parte más bonita está al otro lado. Si dejáis el coche en la calle sol, tendréis acceso a la gran playa de sal que vale tanto la pena conocer. Eso sí, ser lo más  cuidadosos posibles con el lugar.