Cada vez que las columpio en la playa mirando el mar, cada vez que las acompaño al cole, cuando vamos a la biblioteca a por cuentos, cuando las veo jugar en el parque, bañarse en el mar, o caminar en medio del campo, siempre, siempre agradezco de que sea en ésta ciudad donde mis hijas estén creciendo. Ni hablar de hogueras, cabalgata de reyes, la feria de navidad e infinidad de otras fiestas; todos momentos que hacen más especial la infancia de mis hijas.

Se pierden muchas cosas, a sus abuelos, tíos, primos, y eso pesa mucho. Por eso quizás valore tanto todo lo que ganan. Y aunque sea duro a veces puedo estar tranquila que como aquí, en ningun lado. De ahí nace #crecerenalicante, para coleccionar todos esos momentos en los que te brillan los ojos y te sientes feliz porque ves que tus hijas lo son, porque son alicantinas y porque no importa donde vivamos luego, Alicante siempre formará parte de ellas y de los más lindos recuerdos como familia. Porque nacemos con un carácter y personalidad pero las experiencias que tenemos de niños terminan por definirnos como personas.

Llevamos 10 años aquí, ojalá sean 10 años más. Fue la suerte del destino que llegáramos a esta ciudad, y en manos del destino lo volvemos a dejar. Mientras tanto planeamos movernos, porque si un día tenemos que dejar Alicante, nos iremos con el corazón contento de haber disfrutado de todo lo que esta ciudad tiene para ofrecernos, de haber coleccionado tantos momentos bonitos, que no importa donde vivamos, siempre seremos un poco alicantinos.